Acontecimientos en el mercado de la electroencefalografía de consumo

En entregas anteriores hemos introducido la electroencefalografía como técnica de neurofeedback que puede ser utilizada eficazmente para ejercitar la capacidad de controlar el estrés. Es la aplicación que en Unobrain más nos interesa, pero ni de lejos la única. Por eso el sector de la electroencefalografía de consumo resulta tan prometedor. Por eso hay tanto movimiento empresarial.

Estos últimos días, sin ir más lejos, ha habido dos noticias interesantes. La primera de ellas es el nuevo producto anunciado por Emotiv, la empresa pionera en el sector cuya apuesta hasta ahora era el EPOC, un casco de 14 sensores salinos cuya aparición causó cierta impresión en su día. Con el EPOC, Emotiv primaba la exhaustividad y precisión en la medida frente a la facilidad de uso del Mindwave de Neurosky, el otro gran competidor en el mercado. Pues bien, en un giro estratégico que dice mucho de por dónde van los tiros, Emotiv presenta el proyecto “Insight”.

Insight es un casco semi-rígido con cinco sensores secos, en lo que es un compromiso hacia la “ponibilidad” del Mindwave sin abandonar la aproximación multi-sensor del EPOC. Lo curioso es que Emotiv, con canales de financiación establecidos con fondos privados y gubernamentales (ya completó una ronda de financiación de más de 6 millones de dólares con esos fondos) haya recurrido al cada vez más popular crowdfunding para financiar el desarrollo de su Insight. Exitosamente, pues buscaban 100.000 dólares y ya han conseguido casi 1 millón. Por cierto, si alguno de vosotros, lectores, queréis formar parte de ese proyecto aportando un puñadito de dólares, todavía estáis a tiempo.

En esto de la financiación, Emotiv se ha cruzado en el camino con Interaxon, una empresa canadiense que venía en sentido contrario. Interaxon, viejos desarrolladores de los productos de Neurosky, decidieron el año pasado jugar la carta del hardware y construir un casco similar al Mindwave pero aumentando el número de sensores frontales y mejorando sensiblemente la comodidad a la hora de llevar puesto uno de estos cacharros, caballo de batalla de la industria. Después de levantar  casi 300.000 dólares para el desarrollo de su Muse en Indigogo, otro portal de crowdfunding, esta semana hacían saber que se incorporan al respetable mundo de las startups financiadas por los venture capitalists anunciando que habían completado una ronda de financiación de 6 millones de dólares.

Sí, lo sabemos, es un tema algo prosaico este de las empresas y los dineros, pero no es baladí. Desde el punto de vista de quienes desarrollamos software basado en esta tecnología, la aparición de nuevos jugadores con nuevos recursos, jugadores que puedan acelerar el desarrollo de la industria, es una excelente noticia. Para nosotros y para nuestros usuarios.

Seguiremos informando.