Actividad cerebral y habilidades cognitivas en jugadoras de bádminton

Practicar ejercicio físico es un hábito que ha demostrado sus beneficios a nivel cerebral.  Y esa relación también es a la inversa, es decir, poseer buenas capacidades cognitivas puede convertirte en mejor deportista. Lo hemos visto con futbolistas y con jugadores de béisbol, y ahora le toca el turno a las jugadoras de bádminton. Lo encontramos en una nueva investigación publicada recientemente en Psychology of Sport and Exercise (2015).

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la National Cheng Kung University y la National Central University, ambas situadas en Taiwan, aporta nuevos datos sobre los mecanismos que favorecen que un buen estado físico se relacione con un mejor rendimiento en ciertas habilidades cognitivas.

En su experimento, compararon la actividad electroencefalográfica de un grupo de jugadoras de bádminton con la de otro grupo de chicas sedentarias de la misma edad, mientras realizaban una tarea de atención viso-espacial y otra de memoria de trabajo.

Los investigadores observaron que las jugadoras de bádminton respondían más rápidamente en las tareas cognitivas conservando la precisión (es decir, no por responder más deprisa cometían más errores). En cuanto a la actividad cerebral, durante la tarea de atención viso-espacial se observó una mayor modulación de la actividad beta, y durante el ejercicio de memoria de trabajo se observó  esa mayor modulación no sólo para la actividad beta sino también para la actividad theta.

¿Cómo se relacionaron los perfiles de actividad cerebral con el rendimiento en las tareas mentales? En primer lugar, un mejor rendimiento en la tarea de atención viso-espacial correlacionó con una actividad beta menor. Los autores argumentan que esto podría relacionarse  con una mayor velocidad de procesamiento que mejoraría el rendimiento cognitivo en las atletas. En segundo lugar, el mejor rendimiento en memoria de trabajo correlacionó con mayor actividad theta, lo que podría ser explicado como una mejor atención que llevaría a una mejor ejecución en la actividad en el grupo de deportistas.

No lo dudes. Escoge el deporte que más te guste, pero muévete y tu cerebro te lo agradecerá.