Alteraciones cognitivas y caídas en pacientes con cirrosis: un vistazo a sus cerebros

Una observación clínica frecuente es el encontrar pacientes con cirrosis hepática que sufren caídas, y sin embargo no se conoce demasiado sobre los mecanismos que están en la base de esta asociación. Un amplio equipo de investigadores de diferentes instituciones españolas ha realizado un estudio con el objetivo de averiguar un poco más acerca de porqué los pacientes con cirrosis sufren caídas de forma habitual.

En el estudio participaron 12 pacientes con cirrosis y caídas durante el año previo a la investigación y se compararon con un grupo compuesto por otros 9 pacientes con cirrosis pero que no habían sufrido caídas. Entre las causas de la cirrosis de los pacientes se encontraba el alcoholismo, el virus de la hepatitis C y el de la hepatitis B. Todos ellos pasaron por una evaluación neuropsicológica que incluía pruebas de atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas y capacidades viso-espaciales, relacionadas con las redes fronto-subcorticales y corticales posteriores del cerebro. También se les realizó una resonancia magnética que permitió analizar la sustancia blanca cerebral de todos los participantes.

Los resultados del estudio, publicados recientemente en la revista científica PLOS ONE (2015), mostraron entre otras cosas que los pacientes con cirrosis y caídas tenían un peor rendimiento en las pruebas de funciones ejecutivas y de capacidades viso-espaciales. Además, este grupo de pacientes mostró también alteraciones en la integridad de la sustancia blanca cerebral, fundamentalmente en el fascículo longitudinal y el tracto cortico-espinal que correlacionaron con los problemas en las funciones ejecutivas.

Parece que al menos un subgrupo de pacientes con cirrosis hepática puede presentar otras alteraciones importantes a nivel cerebral y a nivel cognitivo, lo que, sin duda, contribuye a un empeoramiento de su calidad de vida. Queda mucho por investigar a este respecto pero quizá estos datos sirvan para plantear programas terapéuticos más completos y ajustados a cada paciente.

 

 

Imagen: Frankieleon (Flickr)