El bienestar del adolescente se asocia con su personalidad

Si hay algo que tenemos claro es que no hay dos personas iguales. Sobre la personalidad se ha escrito mucho y desde diversas teorías se han enumerado muchos de los rasgos que conformarían nuestra forma de ser y de comportarnos. ¿Quién no ha oído hablar del optimismo, la introversión o el neuroticismo?

Algunos de esos rasgos se han asociado con el bienestar en las personas adultas pero, ¿qué sabemos de los adolescentes? Un reciente estudio ha analizado la relación entre tres rasgos del carácter y el bienestar en un grupo de 1540 adolescentes. En este trabajo, publicado en Frontiers in Psychology (2014), se utilizó el Inventario de Temperamento y Carácter para medir tres dimensiones de personalidad según el modelo psicobiológico de la personalidad: la autodirección, la cooperatividad y la autotranscendencia. Por otra parte, se calculó el índice de bienestar de los participantes en relación a su calidad de vida relacionada con la salud, su satisfacción con el apoyo social y la satisfacción con la vida y el afecto.

Tras un análisis detallado de los datos, Paulo Moreira y su equipo encontró que había una de las tres dimensiones de personalidad particularmente asociada con el bienestar de los adolescentes participantes.  La autodirección, en la que se incluye la responsabilidad, la autoaceptación, la determinación y la congruencia con los ideales, se asoció con todas las dimensiones de bienestar, tanto afectivo como cognitivo, y lo hizo con independencia de las puntuaciones en las otras dos dimensiones de personalidad.

Por otro lado, los autores observaron que las combinaciones de varias dimensiones de personalidad sólo explicaban porcentajes muy moderados del bienestar de los adolescentes. Por ejemplo, las puntuaciones en las dimensiones de autodirección y cooperatividad explicaban sólo un 15.5% de la varianza en el bienestar afectivo. Según concluyen en su artículo, estos hallazgos son consistentes con otros previos encontrados en adultos, y mostrarían que cada dimensión de personalidad contribuye un poco a ese bienestar, y lo haría independientemente de las otras.

Seas como seas, lo importante es sentirse bien con uno mismo. Nosotros te invitamos a hacerlo a través de algo divertido y sano para tu cerebro, los juegos de Unobrain.

 

Imagen: Vic (Flickr)