Cambios cerebrales y de memoria en el trastorno bipolar

El trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo en el que se pueden alternar fases de ánimo depresivo intenso con episodios denominados ‘maníacos’, en los que se observa una energía muy alta, el ánimo tiende a la euforia y la persona muestra una hiperactividad llegando incluso a permanecer varios días sin dormir. Entre las causas de este trastorno está el desequilibrio químico de ciertos neurotransmisores en el cerebro.

Según investigaciones previas, el número de brotes maníacos que sufren los pacientes se ha relacionado con cambios relevantes a nivel cerebral, concretamente en el volumen del hipocampo, una estructura muy importante para el correcto funcionamiento de nuestra memoria.

Un reciente trabajo llevado a cabo por investigadores del University of Texas Science Center en Houston junto a la Universidad Federal de Río Grande do Sul en Brasil, ha analizado los cambios en el volumen del hipocampo y las alteraciones neuropsicológicas en tres grupos de pacientes con trastorno bipolar en diferentes etapas (inicial, intermedia y tardía) en función del número de episodios maníacos y hospitalizaciones necesitadas. Además, compararon los datos con los de un grupo de control compuesto por personas sanas de edad comparable.

Los autores utilizaron resonancia magnética funcional para recoger información sobre la anatomía cerebral, y un test cognitivo para evaluar la memoria verbal, consistente en aprender y recordar una lista de palabras.

Los análisis estadísticos mostraron que el grupo de afectados de trastorno bipolar en la fase tardía, es decir, los que más episodios maníacos habían sufrido y más hospitalizaciones habían requerido, tenía un volumen hipocampal significativamente menor que los controles. Además, tanto los de la fase intermedia como los de la tardía obtuvieron un rendimiento significativamente más bajo en el recuerdo inmediato de la lista de palabras.

Según los autores, estos hallazgos son una prueba más de la hipótesis que plantea que el trastorno bipolar es un trastorno neuroprogresivo, en el que los cambios cerebrales y cognitivos evolucionan según lo hace la gravedad de los síntomas. Esperemos que estos datos sirvan para averiguar cómo ayudar mejor a estas personas tanto a través del uso de fármacos como de terapias cognitivas como el entrenamiento de la memoria.