Come pescado desde niño y cuidarás tu materia gris

La salud cerebral es un asunto que cada día preocupa a más gente, y desde luego es algo a tener en cuenta puesto que cerebro sólo tenemos uno y tenemos que conservarlo en buen estado el mayor tiempo posible.

Hay muchas formas de cuidar el cerebro: realizar ejercicio físico regular, mantener la mente activa con tareas de estimulación cognitiva y también seguir una dieta adecuada. Y dentro de la dieta hay diversos estudios que relacionan el consumo de pescado con la salud cerebral. Uno de estos trabajos, publicado en el American  Journal of Preventive Medicine (2014), ha encontrado que comer pescado de forma regular parece proteger la sustancia gris cerebral.

Todo tiene que ver con el poder antioxidante de los ácidos grasos omega 3 que están muy  presentes en ciertos tipos de pescado. Los investigadores tomaron datos de consumo de pescado de 260 personas sanas entre 1989 y 1990. A todos los participantes también se realizaron resonancias magnéticas estructurales para poder valorar el estado de sus cerebros.

Los resultados indicaron que el consumo semanal de pescado asado se asociaba con un volumen mayor de varias estructuras cerebrales como son el hipocampo (muy importante en la memoria), el precúneo, el cíngulo posterior y la corteza orbitofrontal.

La conclusión que sacan los autores es que el estilo de vida influye en la salud cerebral y finalizan afirmando que cada vez hay más evidencia de que, en lo que a salud cerebral se refiere, las estrategias preventivas necesitan establecerse décadas antes de envejecer.

Cuanto antes mejor, así que ¿por qué no comienzas ya a cuidar tu cerebro?

 

Imagen: José Antonio Gil Martínez (Flickr)