El control de respuesta en TDAH: ¿distinto en chicos y chicas?

Karen E. Seymor, del Johns Hopkins University School of Medicine en Baltimore y otros dos colaboradores han respondido a esta cuestión con un interesante experimento en el que han participado un total de 81 niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad(TDAH) y 100 niños sanos, todos con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años. El objetivo del estudio era analizar el posible efecto que puede tener aumentar la dificultad de una tarea de control de respuesta sobre el rendimiento de niños y niñas con TDAH en comparación con sus iguales sin el trastorno.

En ambos grupos de estudio existía aproximadamente un 50% de chicas (con el resto del grupo compuesto de chicos). Todos los participantes completaron dos tareas de control de respuesta tipo Go-No go. En este tipo de tareas el individuo debe dar una respuesta concreta ante un tipo de estímulo, e inhibir cualquier respuesta ante el resto de la estimulación. Las dos tareas planteadas en este estudio eran semejantes pero variaban en cuanto a la carga cognitiva, siendo una más sencilla y la otra más difícil, demandando más recursos de procesamiento de la memoria de trabajo.

Los resultados de este estudio, publicados en la revista Journal of Abnormal Child Psychology (2016) mostraron que el TDAH es más complejo de lo que podría resultar a simple vista y que además el sexo de las personas afectadas podría jugar un papel relevante al menos en alguno de sus síntomas. Más concretamente, se observó que los chicos con TDAH cometían más errores de comisión (es decir, responder cuando debían controlar la respuesta) que los chicos sanos tanto cuando la tarea era más sencilla como cuando se aumentaba la carga cognitiva de la misma. En este sentido, aumentar la dificultad de la tarea no modificó significativamente el rendimiento de los chicos con TDAH. En el caso de las chicas, la cosa cambiaba. Se comprobó que las chicas con TDAH y las chicas del grupo control rendían aproximadamente igual en la tarea sencilla, esto es, con menor carga cognitiva, y sin embargo sí se registraron diferencias entre ambos grupos en la condición de alta carga cognitiva. En este punto, se observaron mayores errores de comisión en la tarea Go-No go más compleja.

Los autores del artículo trasladan sus hallazgos a una sugerencia de cara a la intervención con estos niños y niñas. Comentan al final de su texto la idoneidad de desarrollar tareas de remediación cognitiva y entrenamiento de la memoria de trabajo que exijan progresivamente mayores recursos, lo que llamamos entrenamiento adaptativo, y cuanto más semejantes a su vida cotidiana mejor.