Demasiada violencia en la tele podría atrofiar tu cerebro

Está claro que hay que cuidar lo que uno ve en la televisión. Y no lo decimos nosotros. Es lo que se deduce de un estudio publicado en Brain and Cognition (2014) y llevado a cabo por un equipo de investigadores norteamericanos.

Concretamente en este estudio participaron un total de 65 chicos jóvenes, de edades comprendidas entre los 18 y los 29 años, que no tenían entre sus hábitos jugar a videojuegos. Todos ellos recopilaron información sobre el tiempo que veían la televisión cada día y los contenidos de los programas vistos durante la semana anterior. Además tuvieron que hacer un poco de memoria e informar de sus ‘hábitos televisivos’ durante el año anterior al estudio. Se les realizaron evaluaciones neuropsicológicas de lo que se llama funciones ejecutivas y se les practicó una resonancia magnética cerebral.

El análisis de todos los datos mostró que la cantidad de tiempo viendo la tele no se asoció con  el rendimiento en los test cognitivos. Sin embargo, la cantidad de tiempo viendo contenidos violentos en la televisión (según la información de los participantes sobre el año anterior y los registros diarios) sí mostró relación con peores puntuaciones en un índice compuesto por las pruebas de inhibición, control de la interferencia y atención.

Por otro lado, los autores también encontraron que cuanto mayor era el contenido violento visto durante la semana que registraron los participantes, menor era el volumen de la sustancia blanca frontoparietal del cerebro de los individuos.

Tal como sugieren los propios investigadores, son necesarios más estudios en esta línea, ya que de momento lo que se ha encontrado solo es (y no es poco) una relación entre cantidad de tiempo viendo contenidos violentos en la televisión y peor funcionamiento cognitivo  además de diferencias cerebrales. Lo que aún queda por averiguar es la dirección de esa relación, es decir, si son las personas que ven más violencia en la televisión las que acaban teniendo un peor cerebro, o si la cosa sucede a la inversa, es decir, que son las que tienen esas características cerebrales las que acaban prefiriendo dichos contenidos en la televisión. Nosotros de momento te informamos de lo que hay y siempre puedes fortalecer tu cerebro por si acaso…