¿Qué ocurre en nuestro cerebro si sufrimos epilepsia?

La epilepsia es un trastorno neurológico que afecta, según la Organización Mundial de la Salud, a más de 50 millones de personas en todo el mundo. Esta patología se caracteriza por convulsiones recurrentes en los pacientes, fruto de la existencia de una actividad eléctrica excesiva en algunas células nerviosas del cerebro. En otras palabras, la mente de estas personas sufre en ocasiones 'descargas eléctricas' repentinas, como si se tratara de relámpagos, que provocan las conocidas sacudidas o convulsiones características de este trastorno.

El término 'epilepsia' tiene su origen en la palabra griega 'epilambanein', que significa "ser atacado o tomado por sorpresa". Este trastorno se conoce desde hace tres mil años, como explican en una revisión histórica publicada en la revista Brain, y por fortuna, la medicina ha logrado avances muy importantes en las últimas décadas. Según la propia OMS, alrededor del 70% de los niños y adultos diagnosticados con epilepsia pueden tratarse con éxito mediante terapia farmacológica, que tiene como objetivo frenar las características convulsiones.

En algunos casos, sin embargo, el uso de medicamentos anticonvulsionantes no funciona. En esas ocasiones, la medicina opta por realizar intervenciones quirúrgicas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes. La cirugía trata de frenar las convulsiones, o al menos de reducir la frecuencia de las mismas, actuando sobre el propio sistema nervioso. Las diferentes técnicas utilizadas en este abordaje terapéutico no sólo han ayudado a tratar las conocidas como 'epilepsias farmacorresistentes', sino que también nos ofrecen nuevas perspectivas sobre el funcionamiento del cerebro.

Electricidad - Unobrain

En particular, diversas investigaciones en los últimos años no sólo han sido capaces de determinar las causas por las que se origina la epilepsia. Las intervenciones quirúrgicas en pacientes han logrado explicar de manera directa el papel de diversas regiones del cerebro en algunas funciones cognitivas. Un reciente trabajo publicado en la revista Brain, por ejemplo, estudia los resultados de la cirugía en pacientes con epilepsia para conocer de manera directa cómo se forma la memoria.

La memoria, que puede ser entrenada gracias a los juegos desarrollados por Unobrain, es una capacidad cognitiva imprescindible para los seres humanos. Recordar nos hace ser quienes somos, ya que no hay duda de que la memoria es un pilar básico del desarrollo de nuestra propia identidad personal.

Hasta el momento, la ciencia sabía que el hipocampo jugaba un papel muy importante en el desarrollo de la memoria episódica y la memoria a largo plazo. Cambios en nuestro cerebro pueden originar variaciones en diversas habilidades cognitivas, lo que ayuda a su vez entender un poco más nuestra mente

Memoria - Unobrain

En otras palabras, nuestro hipocampo puede sufrir diversas alteraciones relacionadas con cambios hipóxicos, isquémicos y neurotóxicos. Otros procesos, como la neurodegeneración, la epilepsia o el envejecimiento, pueden modificar determinadas regiones cerebrales, modificando a su vez capacidades cognitivas como la memoria. ¿Qué ocurre en los pacientes epilépticos que se someten a intervenciones quirúrgicas? La investigación realizada por Thorsten Bartsch y Shahar Arzy demostró que cambios provocados por la cirugía en determinadas zonas del cerebro podía llegar a modificar ciertas habilidades mentales.

En particular, los neurocientíficos vieron que si los pacientes perdían células nerviosas del área CA1 del hipocampo, su memoria explícita se mantenía estable. En cambio, si las células piramidales del área CA3/CA4 se veían afectadas, las personas que tenían que someterse a cirugía presentaban más problemas en este tipo de memoria a largo plazo.

En resumen, las intervenciones quirúrgicas de personas epilépticas tenían como objetivo fundamental mejorar su calidad de vida. Estas operaciones también ofrecieron un poco más de luz sobre las estructuras del cerebro que juegan un papel importante en el funcionamiento de la memoria a largo plazo. Como vemos, la medicina no tiene por qué servir únicamente para diagnosticar y tratar con eficiencia un problema neurológico como la epilepsia, sino que también puede ayudarnos a conocer un poco más el funcionamiento del cerebro

Imágenes | H. Merino (Flickr), Tachikoma (Flickr), Jarmoluk (Pixabay)