Estimulación cognitiva: pasado y presente

Hay términos que hoy día conocemos todos: enfermedad de alzhéimer, ictus, demencia, problemas de memoria… y hay otros que se abren camino. El término ‘estimulación cognitiva’ es uno de ellos. Estas palabrashan aumentado su frecuencia entre los profesionales que se dedican a la salud, aunque también lo ha hecho en los medios de comunicación y entre la población general. Es una buena señal. Significa que, poco a poco, vamos otorgando mayor importancia al hecho de mantener en forma a nuestro órgano jefe, al comandante que gobierna nuestro comportamiento: el cerebro.

Veamos qué es eso de ‘estimulación cognitiva’, tomando prestadas las palabras con que Lubrini, Periañez y Ríos-Lago (2013) la han definido recientemente. Según los autores, el término estimulación cognitiva se refiere a las ‘actividades dirigidas a mejorar el rendimiento cognitivo general o alguno de sus procesos y componentes (atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas, cálculo, etc.), ya sea ésta en sujetos sanos o en pacientes con algún tipo de lesión en el sistema nervioso central’. Debemos resaltar aquí que el enfoque será diferente en función de la situación de la persona que tengamos delante. No es lo mismo plantear un programa de ejercicios de estimulación cognitiva a una persona sana, que hacerlo para una persona con un deterioro cognitivo progresivo (como el que se da en la enfermedad de Alzheimer) ni tampoco para alguien que ha sufrido un ictus o un traumatismo craneoencefálico, y que presentan un deterioro no progresivo de sus funciones cognitivas. Este es uno de los motivos por el que la supervisión de un profesional se considera necesaria, fundamentalmente en los casos en los que hay daño cerebral. Sin embargo, una persona sana que simplemente quiere cuidar su cerebro puede hacerlo hoy con algunos programas de ejercicios de estimulación cognitiva que son capaces de personalizar el entrenamiento.

Os proporcionamos aquí uno de los recursos más novedosos que utiliza las nuevas tecnologías como soporte, además de otros más tradicionales que incluyen ejercicios de estimulación cognitiva en formato lápiz y papel, descargables e imprimibles.

EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN COGNITIVA ONLINE DE UNOBRAIN: Estos ejercicios diseñados en forma de juegos se crearon originalmente para personas sanas que lo que quieren es proteger su cerebro antes de que sobrevenga un posible deterioro, lo que conocemos como prevención. No obstante, la experiencia ha demostrado que pueden utilizarse en personas con deterioro cognitivo leve ya que en estos casos se mantienen intactos muchos aspectos del funcionamiento mental. Una de sus ventajas es la gran cantidad de ejercicios de estimulación cognitiva que ofrece sin necesidad de acumular hojas y hojas de papel. Proporcionan además un feedback inmediato al usuario acerca de su rendimiento, con estadísticas que le permiten hacer un seguimiento de sus progresos. Y todo ello desde cualquier lugar del mundo. Unobrain es la aplicación de las nuevas tecnologías a la estimulación cognitiva y el entrenamiento cerebral, de una forma científica, fácil y divertida. Atrévete a probar gratis aquí.

CUADERNOS DE EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN COGNITIVA DE ESTEVE: Encontramos aquí el material elaborado por el Centro de Prevención de Deterioro Cognitivo del Ayuntamiento de Madrid. Son tres cuadernos que varían en su grado de dificultad y que estarían más indicados para personas con Deterioro Cognitivo Leve o demencia en fase leve, y que están pensados para realizar una hoja diaria.

ACTIVEMOS LA MENTE: Promovido por la Fundación La Caixa, su formato completo incluía materiales manipulativos para trabajar además de 6 manuales con información sobre la enfermedad de alzhéimer, el deterioro cognitivo y los ejercicios de estimulación cognitiva.

VOLVER A EMPEZAR: Este es un manual de actividades destinado a enfermos de alzhéimer patrocinado por la Fundación ACE. Además de una estupenda introducción teórica tiene los ejercicios de estimulación cognitiva de distintas funciones y niveles de dificultad.

EL BAÚL DE LOS RECUERDOS: Compuesto de varios manuales impresos que trabajan memoria, atención, razonamiento, etc… y pensado para trabajar con el enfermo de alzhéimer en casa. Están diseñados para que sea el cuidador quien plantee los ejercicios, con instrucciones sencillas y con ejercicios adaptados  a las distintas fases de la enfermedad. Puede adquirirse en TEA Ediciones.

TALLERES COGNITIVA PARA ADULTOS: Cada taller está orientado para el trabajo de una determinada función cognitiva como la memoria o la percepción. Los talleres se estructuran en 5 niveles de dificultad cada uno. Un ejemplo de este material os lo mostramos aquí.

 

Imagen: Nemo (Flickr)