Estrés y memoria, mejor combinados en las chicas

El estudio de la relación entre el estrés y la memoria no es nuevo, y de hecho, cuando hablamos de estrés prolongado, se admite que generalmente perjudica el rendimiento en tareas de aprendizaje y memoria. Sin embargo, hasta hace pocas semanas no se  ha establecido la relación entre un estrés breve, la capacidad de recuerdo y las diferencias entre sexos.

Phillip R. Zoladz y un equipo de investigadores estadounidenses han publicado recientemente un trabajo sobre estos temas en Physiology & Behavior (2014). En su experimento contaron con la participación de 30 chicas y 30 chicos, estudiantes universitarios. A la mitad de cada grupo les sometieron a una situación estresante breve llamada “Cold Pressor Test”, que consiste en meter la mano en agua fría durante 3 minutos. El otro grupo, ‘no estresado’, permaneció tranquilamente sentado antes de la tarea de memoria. Inmediatamente después de la fase de estrés, se presentaba a cada participante una lista de palabras relacionadas semánticamente, por ejemplo: ORÉGANO – PIMIENTA – ENELDO – TOMILLO. Después de presentar la lista, se les pedían dos cosas:

1.Recuerdo libre: recordar todas las palabras posibles de la lista original.

2.Reconocimiento: decir qué palabras eran de la lista original, en una lista más amplia que incluía ‘distractores’ (palabras no relacionadas, como MESA – LAPICERO – TOBILLO) y ‘señuelos’ (palabras relacionadas pero no presentes en la lista original, como PEREJIL – ROMERO – CANELA).

 Los resultados que se encontraron fueron:

-Tanto chicos como chicas del grupo ‘estresado’ tuvieron menos falsos recuerdos en la condición de recuerdo libre.

-Sólo las chicas ‘estresadas’ recordaron más palabras de las presentadas en la lista original en ambas condiciones (libre y reconocimiento).

Según los autores, parece que el estrés breve consiguió un recuerdo más preciso de la información verbal presentada. Se plantea que el estrés puede haber situado al hipocampo, una estructura cerebral vital para el aprendizaje y la memoria, en una posición de preparación que finalmente favoreció el mejor rendimiento, y particularmente en las chicas.

Nosotros no sabemos si el estrés prepara tu hipocampo para la acción o no, por eso te recomendamos que lo estimules cada día entrenando con nuestros ejercicios de memoria.