¿Funciona igual la Teoría de la Mente chateando?

La inteligencia colectivase ha descrito como la capacidad de un grupo de personas para realizar bien un conjunto de tareas distintas. Al parecer, estudios recientes han encontrado que esta variable correlaciona positivamente con la teoría de la mente que poseen los miembros del grupo de trabajo. La teoría de la mente es esa capacidad que tenemos los seres humanos para formarnos hipótesis sobre lo que otros individuos estarán pensando. Según esos estudios, entonces, un grupo compuesto por personas con elevada capacidad para inferir estados mentales en los demás, también suele rendir alto en ciertas actividades que se ejecutarían de forma colaborativa.

Hasta aquí, una de las cosas que quedaría por saber es si esta relación (a mejor teoría de la mente, mejor rendimiento grupal) se da más allá de la interacción cara a cara, ya que hoy día es muy común relacionarse a través de medios online. La cuestión es, así, si las claves necesarias para formarse una teoría de la mente dentro del grupo deben ser visuales (a través de la observación de los rostros y gestos de los demás) o pueden servir otro tipo de datos como por ejemplo las líneas que escribimos cuando chateamos.

Un equipo de investigadores procedentes de diversas universidades norteamericanas ha intentado aclarar un poco este asunto realizando un estudio en el que participaron un total de 272 personas repartidas en 68 grupos. Esos grupos se asignaron aleatoriamente a una de dos condiciones de trabajo: cara a cara y online. Se les aplicó el Test de lectura de la mente en los ojos, algún cuestionario de personalidad y diversas tareas mentales como ejercicios de memoria o de coordinación psicomotora.

El resultado del estudio, publicado recientemente en la revista PLOS One (2014), mostró dos hallazgos relevantes. Por un lado, el hecho de que la ‘inteligencia colectiva’ que se observa en grupos cara a cara, también aparece en grupos de trabajo online (también puede medirse el rendimiento de los grupos que trabajan online). Por otro lado, que la medida de teoría de la mente predice lainteligencia colectiva’ (entendida como el rendimiento del grupo en las tareas) aunque la única información que se tenga sea la obtenida a través de los mensajes de texto (o lo que es lo mismo, que los miembros de un grupo tengan buena capacidad para inferir estados mentales en los otros, 'leer sus mentes', predice un mayor rendimiento de ese grupo aunque trabaje sin verse las caras).

Según los autores, los datos apoyan la idea de que poseer una buena teoría de la mente es importante para obtener buenos rendimientos dentro del trabajo grupal, bien en entornos presenciales, bien en los de tipo virtual. Considerando los avances tecnológicos que permiten que cada vez más las personas se relacionen a través de internet, parece una buena idea estimular las capacidades que nos permiten formarnos teorías sobre lo que los demás piensan y sienten, de forma que formemos equipos más productivos.