¿Ganar horas al sueño? Tu cerebro no lo llamaría ganar.

Cuidado con esos trabajos nocturnos. Cuidado con ese pasar muchas noches  antes de los exámenes tratando de compensar lo que no se ha estudiado durante el curso. Cuidado con trasnochar por sistema.

Sí, parecemos tu madre, estimado lector, ya lo sabemos, pero es que eso de perder el sueño puede ser más serio de lo que todos pensábamos. O así lo indica el resultado de un estudio emprendido por investigadores de la Universidad de Pennsilvania y publicado en el Journal of Neuroscience.

Vaya por delante que los sujetos de experimentación fueron ratones, lo cual siempre fuerza a un cierto salto de fe, hasta nueva orden. Los investigadores dividieron a los roedores en tres grupos: al primero se le permitió dormir normalmente, al segundo se le privó de tres horas de sueño durante un periodo prolongado y al tercero de ocho durante tres días. Posteriormente se examinó su tejido cerebral.

Se sabe que, tanto nosotros como los ratones, tenemos neuronas activas durante los periodos de vigilia y neuronas activas durante el sueño. Pues bien, los investigadores tenían particular interés en observar qué les ocurría a aquéllas. Y se centraron en la presencia de una proteína, la SirT3, encargada de proteger a esas neuronas. En el grupo de los ratones que pasaron tres malas noches se observó un incremento en la cantidad de SirT3. Sin embargo, en el grupo que perdía horas de sueño por sistema, no sólo no se observó la presencia de ese escudo, sino que se constató una pérdida de alrededor del 25% de las neuronas.

La doctora Veasey, responsable principal del estudio, resume este hallazgo diciendo que “se puede forzar el sistema un poco, pero forzarlo demasiado y durante demasiado tiempo puede tener efectos irreversibles”.

Ahora, lector, piensa si no deberías poner un poco de orden en tus rutinas nocturnas. Que no sea porque esa madraza que es Unobrain no te ha avisado.