ictus

Accidentes isquémicos transitorios: ¿afectan a la cognición?

Cuando alguien sufre un infarto cerebral grave nos resulta lógico pensar que las secuelas son más que probables. Sin embargo, las cosas no son tan intuitivas en aquellos casos en los que se sufre un ‘accidente isquémico transitorio’ o un ‘infarto menor’. Un porcentaje importante de las personas que sufren este tipo de eventos en su cerebro muestran algún tipo de alteración cognitiva que aún no se ha explorado en profundidad.

‘Yo no estoy ciego’

Tenía 55 años y se tropezaba continuamente con las sillas y las mesas.  Era incapaz de alcanzar una taza de café que se le pusiera delante de los ojos, y sólo sentía a sus familiares y amigos cuando le hablaban. Su necesidad de ayuda para las actividades más cotidianas era más que evidente, pero este hombre nunca se quejó de ello. A pesar de que tenía muchas limitaciones, nunca admitió sus problemas visuales, encontrando siempre excusas cuando se le exponía directamente a sus fallos.

Caminar ayuda a recuperarse tras un ictus

Caminar con regularidad, a paso ligero, después de sufrir un derrame cerebral podría ayudar a mejorar la condición física, la movilidad y la calidad de vida, según un estudio publicado en Stroke.