Interpretar un rostro que llora también depende de la música de fondo

Ver aquella película ya clásica hoy de título ‘Sonrisas y lágrimas’ muy posiblemente no hubiera sido lo mismo si en su banda sonora se hubiesen incluido canciones como el ‘Highway to hell’ de la banda de rock AC/DC o el ‘Welcome to the jungle’ de los Guns’n’Roses. Ya sabemos que la música se relaciona con nuestras emociones, pero parece que también con cómo percibimos ciertos comportamientos en los demás, particularmente el llanto.

Un nuevo estudio publicado en Psychology of Music (2015) nos muestra cómo la música que escuchamos de fondo puede influir en la forma en la que percibimos los rostros de personas que expresan emociones. El experimento, realizado por W. Hanser y sus colaboradores, contó con la colaboración de 154 hombres y 208 mujeres de edades comprendidas entre los 9 y los 77 años. A todos ellos se les pedía que valorasen una serie de fotografías de hombres y mujeres llorando, sonriendo, enfadados y bostezando. Dicha valoración incluía aspectos como la amabilidad, el atractivo y el agrado que producía cada rostro. Y todo ello mientras la música de fondo sonaba con canciones alegres, tristes, tranquilas o iracundas, además de una condición neutra sin música.

Los análisis estadísticos mostraron un par de hallazgos interesantes sobre la relación entre música y la percepción de las personas:

1.Al ver rostros de personas llorando con música triste y calmada, los participantes los juzgaron como más amables y agradables.

2.Al ver caras de personas enfadadas, la música tranquila y calmada llevaba a percibirlas como menos amables, menos atractivas y más desagradables.

Según los autores, sus datos podrían explicar cómo la música tranquila de fondo podría ser una forma de promover los lazos sociales y la empatía cuando vemos a otra persona llorando.

Si eres de esos que empatiza tanto con los protagonistas de las películas que llora con ellos, a partir de ahora quizá te fijes más en la música que suena de fondo. Es un experimento sencillo de realizar con uno mismo. Y no te preocupes, lejos de eliminar la magia del cine, simplemente estarás averiguando un poco más sobre la mágica relación entre la música y las emociones.

 

Imagen: LMAP (Flickr)