En la playa o en la montaña, Unobrain móvil

Aprieta el calor para los sufridos “nortehemisféricos”. Y a los sureños ya les tocará. Así pues, y a riesgo de ser pesados, insistimos en la conveniencia de no bajar la guardia al borde del mar y cuidar de nuestro baqueteado cerebro también en vacaciones.

En su momento dimos cuatro consejos elementales de Brain Fitness (y un regalo que, ¡atención!, deja de estar disponible mañana; quien quiera aprovecharlo in extremis que lea la entrada original de los consejos y el regalo). Eran consejos en línea con las distintas áreas que cubre el Brain Fitness. Algunos de ellos eran más fáciles de seguir, otros menos. Desestresarse frente a las olas, por ejemplo, no debería costar demasiado (apagar el teléfono móvil ayuda). No mucho más difícil debe ser introducir resveratrol (ese vino, con moderación) u omega 3 (una ensalada de atún entre paella y paella) en la dieta veraniega. Y, con un poco de esfuerzo, igual podemos sacar adelante esos treinta largos a crol que pongan nuestro ritmo cardíaco en la “zona neurogénica”.

Lo que a algunos les va a ser más complicado es, en realidad, el consejo más fácilmente realizable. Sí, os hablamos a vosotros, lectores que por haberos visto lejos de vuestro PC renunciáis a esos 10 minutos de entrenamiento cognitivo diario que tanto bien hacen. Pues bien, sabed que también lejos de casa podéis poner vuestro cerebro en forma. Un dispositivo móvil (smartphone o tableta, IOS o Android), una conexión a internet, y a trabajar el cerebro de manera fácil y lúdica con los juegos/ejercicios de Unobrain.

¿O es que hay manera más refrescante de ejercitar la atención selectiva que la de nadar “A contracorriente” con nuestros bancos de peces? ¿Y qué nos decís de mejorar la velocidad de procesamiento de la información mientras defiendes la Tierra de los “Invasores”? Claro que la palma se la lleva “Enemigo público”, ese juego en el que uno entrena la memoria y, si veranea en una de esas zonas costeras donde tienden a refugiarse los facinerosos internacionales, llevarse una recompensa (si reconocéis al dueño de una de esos rostros caminando por el paseo marítimo, corred a una comisaría, pues posiblemente sea uno de los “most wanted” del FBI, y lo decimos en serio).

Estos son sólo tres de las decenas de juegos de entrenamiento cognitivo de Unobrain, la mejor manera de añadir diversión y utilidad estas vacaciones. Así pues, de la tabla de surf a la tableta, y ¡a disfrutar!