mente y cerebro

Escuchar tu música preferida te vuelve más altruista

La música tiene muchos efectos sobre el ser humano. Puede levantarte los ánimos e incluso  si te dedicas a tocar algún instrumento musical de forma profesional la música puede hacer que tu cerebro se modifique. Pero la cosa va más allá. Se ha planteado, además, que la música genera emociones que activarían los circuitos de la empatía en el cerebro y ello podría, a su vez, promover un comportamiento más altruista en las personas.

Sexo al volante… una distracción en los más jóvenes

Estamos acostumbrados a recibir mensajes sobre lo importante que es controlar algunos hábitos a la hora de manejar un vehículo. No beber alcohol si vas a conducir, no utilizar el teléfono móvil… y ahora podemos añadir con base científica el consejo de no practicar sexo. Así lo concluye un reciente estudio publicado en la revista Accident Analysis & Prevention (2014) y basado en las valoraciones de más de 700 estudiantes de la Universidad de Midwestern.

Personas con puntos de vista semejantes tienen cerebros sincronizados

Es un gusto compartir puntos de vista semejantes con otras personas, y además eso facilita mucho la buena comunicación entre seres humanos. Quizá sea eso uno de los motivos por los que tenemos unos amigos y no otros. Cuando dos personas son capaces de entender el mundo de una manera semejante, lo que hacen es compartir esquemas parecidos de interpretación de la realidad, prestan atención a aspectos semejantes de la información y la interpretan de forma parecida.

Los ‘flashbacks’ ¿cómo son en el cerebro?

Un ‘flashback’ es la visión de una imagen sobre una escena pasada, muy frecuentemente traumática, que aparece de forma involuntaria, se experimenta como muy vívida y detallada, y está fuera de contexto temporal en el momento en el que se tiene, aunque parece que uno estuviera reviviendo el acontecimiento nuevamente.

A mayor gestación, mejor cerebro en la preadolescencia

Sobre el rendimiento cognitivo de los niños prematuros se ha escrito mucho. A menudo se ha planteado que gestaciones por debajo de las 37 semanas pueden ir asociadas a alteraciones en el desarrollo neural como por ejemplo poseer un menor volumen del cerebelo, tener menos sustancia blanca y/o gris en el cerebro o incluso mostrar un patrón alterado de conexión entre los hemisferios cerebrales.

Semaforina, la proteína que guía el desarrollo del cerebro

La vida empieza con una única célula, el zigoto. Fruto de la unión entre óvulo y espermatozoide, este 'huevo' ha de comenzar a dividirse en miles de células que formarán luego nuestro organismo. Pero además de la división celular, otro proceso biológico también es crucial en el desarrollo de los seres vivos: la diferenciación de los millones de 'ladrillos' que nos componen. Desde aquella primera célula inicial, somos capaces de generar células de la piel, neuronas o fibras musculares.