¿Por qué nos gusta escuchar canciones tristes?

Que la música genera emociones está más que demostrado. Sin embargo, no se sabe demasiado acerca de un hecho también constatado: nos gustan las canciones que nos causan tristeza.

Para intentar saber por qué nos gusta escuchar canciones que nos transmiten sentimientos de pena, Liila Taruffi y Stefan Koelsch, de la Freie Universtät Berlin, han realizado una encuesta online a 772 personas, a las que preguntaron sobre las recompensas o beneficios emocionales que recibían al escuchar música evocadora de tristeza. Además, también intentaron analizar las influencias de los rasgos de personalidad de los participantes así como de las características situacionales sobre esa apreciación de la pena transmitida por las canciones.

Los resultados mostraron que, según los encuestados, hay cuatro posibles formas en las que  a esa tristeza evocada por la música puede ayudarnos:

1.Imaginación

2.Regulación de emociones

3.Empatía

4.No implicaciones para tu vida real

La música triste parece así tener un potencial para la propia regulación emocional y para proporcionarnos consuelo. Al parecer, de los resultados se deduciría que las personas aprecian más la música triste cuando se encuentran en momentos de estrés emocional negativo  y que el gusto por la música triste sigue un patrón coherente con el estado de ánimo y es mayor entre personas con más capacidad de empatizar y menor estabilidad emocional. De hecho, tras analizar los datos, parece que más que tristeza, son sentimientos de nostalgia lo que provocan esas canciones tristes, y los mecanismos psicológicos por los que se evoca es a través de los recuerdos y la memoria.

Los autores del estudio, publicado recientemente en PLOS One (2014), concluyen que según sus resultados, las respuestas emocionales a la música triste tienen varias formas, están moduladas por el grado de empatía de cada persona y  aparecen ligadas a una experiencia multidimensional de placer. Como relatan en su publicación, estos datos se corroboraron también para la música alegre (en otro estudio), en el que se observaron diferencias en las experiencias emocionales según el tipo de música escuchada.

Ahora cuando te apetezca escuchar baladas tristonas ya sabrás más sobre cómo eso puede estar haciendo que te sientas mejor. Música y emoción, de la mano nuevamente.

 

?Únete ahora a la música de Unobrain en Spotify?