¿Sabe tu cerebro qué canción suena?

Muchos aficionados a la música son capaces de reconocer y poner título a muchas canciones, sobre todo si son populares. Estás escuchando la radio, o en un bar, suena una canción, la reconocen y allá que se les viene a la cabeza el título de forma inmediata… ¿eres tú uno de esos? La verdad es que es algo que puede resultar divertido, sobre todo cuando estás con amigos. Tanto es así que incluso se han hecho concursos en los que se premiaba a aquel que consiguiera adivinar el título de las canciones con sólo oír unos pocos acordes.

Pues bien, hay personas que pierden esa capacidad de poder titular las canciones más famosas a consecuencia de una lesión cerebral concreta y así lo demostraron Amy Belfy y Daniel Tranel de la Universidad de Iowa.

En un estudio publicado en la revista Neuropsychology (2013) explican cómo pasaron el Test de Denominación de Melodías a tres grupos de participantes:

1.Pacientes con daño en el polo temporal del hemisferio izquierdo cerebral

2.Pacientes con daño cerebral en otras áreas

3.Personas sin daño cerebral

El Test de Denominación de Melodías consiste en escuchar canciones famosas como “White Christmas” (cantada por Bing Crosby) o “The Pink Panther” (la canción de la serie de dibujos animados ‘La pantera rosa’). Después de escucharlas, los participantes debían valorar por un lado cómo de familiares nos resultaban (si las reconocían o no) y por otro identificarlas diciendo su título.

Los resultados del experimento mostraron como el grupo de pacientes con daño en el polo temporal izquierdo nombraron significativamente menos melodías que los otros dos grupos, aunque no hubo diferencias en su reconocimiento. Esto es, las canciones les resultaban familiares, tenían la sensación de conocerlas, pero no podían encontrar su título.

Estos datos apoyan otros hallazgos previos con respecto a las capacidades asociadas a esa área cerebral. Se ha observado que personas con lesiones en el polo temporal izquierdo no son capaces de recuperar nombres de personas famosas o monumentos importantes. Los autores concluyen que esta zona del cerebro es muy importante para la recuperación de nombres para entidades únicas dentro de diferentes categorías de elementos.

 

 

Imagen: Francisco González (Flickr)