El sentimiento de uno mismo está en el cerebro

La sensación de uno mismo está en el cerebro, ¿y dónde si no? Lo difícil es intentar localizarla en estructuras concretas. Varios científicos italianos han realizado una investigación con personas que padecían daño cerebral para intentar averiguar qué estructuras del cerebro son importantes para el sentimiento de uno mismo.

El cuerpo manda señales continuas sobre el propio estado corporal y ello permite esa experiencia de uno mismo. Esa información se denomina interocepción y no solo tiene que ver con la percepción de las sensaciones viscerales sino también con el estado en curso del cuerpo.

En este trabajo de investigación, publicado recientemente en la prestigiosa revista Neuropsychologia (2014), se preguntó a los pacientes con daño cerebral focal localizado en cualquiera de los lados del cerebro sobre sus sensaciones interoceptivas y se correlacionaron sus respuestas con las medidas de daño cerebral realizadas con técnicas de imagen cerebral.

Los resultados finales mostraron que hay tres áreas cerebrales muy importantes en cuanto a la sensación de uno mismo:

1.La ínsula, relacionada con la información interoceptiva.

2.La amígdala, como modulador emocional.

3.El putamen, una estructura que se asocia con los movimientos.

Según los autores, una disfunción en este sistema o red neural se asociaría con alteraciones en la percepción del estado interno del cuerpo así como con algunos trastornos somáticos en los que los pacientes sienten que están enfermos pero no se encuentran pruebas médicas que lo corroboren.