Teoría de la Mente en los mayores, ¿puede entrenarse?

Las relaciones con los demás dependen, entre otras cosas, de nuestra capacidad para atribuir estados mentales a las personas. Es lo que se ha llamado Teoría de la Mente y nos ayuda a explicar y predecir el comportamiento de otros seres humanos.

Al parecer, en algunos estudios se ha encontrado que esta capacidad, la Teoría de la Mente, disminuye a medida que envejecemos. Más recientemente se ha realizado un experimento cuyo objetivo era averiguar si esta habilidad puede entrenarse en las personas mayores, y si ello podría guardar alguna relación con otros beneficios a nivel cognitivo.

En el trabajo, publicado recientemente en Archives of Gerontology and Geriatrics (2015) y realizado por Serena Lecce, de la Universidad de Pavia (Italia) y otros colaboradores, se asignó a 73 personas mayores a una de tres posibles condiciones:

a) Un entrenamiento en Teoría de la Mente que combinaba ejercicios basados en la narración de historias cortas y otros dedicados a analizar el significado de verbos relativos a estados mentales.

b) Un entrenamiento que combinaba conversación y ejercicio físico.

c) Un grupo de contacto social.

Para evaluar los cambios en la capacidad de Teoría de la Mente les aplicaron a todos las misma batería de pruebas entre las que se encontraban el Strange Stories task (en la que se lee un texto y luego se responde preguntas sobre por qué los personajes actúan de un modo u otro, por ejemplo), una tarea de verbos (en la que se pedía que sustituyera el verbo ‘pensar’ por otro distinto en unas historias leídas) y finalmente un cuestionario de Metamemoria (entendida como la capacidad para pensar y analizar nuestras propias capacidades de memoria).

Al analizar los datos, los investigadores encontraron que el grupo de entrenamiento en Teoría de la Mente mejoró significativamente más que los otros grupos en su capacidad para comprender los estados mentales de otros. Además y de forma muy relevante, los autores señalan que el efecto positivo del entrenamiento en la Teoría de la Mente se trasladó también a otra capacidad como la metamemoria.

El estudio es el primero que investiga la eficacia de un entrenamiento en la Teoría de la Mente en personas mayores y que, además, sugiere la existencia de una relación entre esta habilidad y la metamemoria. Y es una prueba más de que el cerebro puede entrenarse y mejorarse con la práctica de ejercicios específicos aunque uno se haga mayor porque conserva su plasticidad.

 

Imagen: Sarah Reid (Flickr)