Tres trastornos mentales en los que el entrenamiento cognitivo ayuda

Para el tratamiento de los trastornos mentales existen varias aproximaciones entre las que destacamos por un lado la más tradicional de tipo farmacológico, y por otro las terapias de corte psicológico desde distintas técnicas y escuelas. En este artículo vamos a llamar la atención sobre las nuevas posibilidades terapéuticas que se han planteado gracias al desarrollo de nuevas tecnologías, tanto a nivel de dispositivos como de acceso a través de plataformas online. Os contamos a continuación cómo el entrenamiento cognitivo a través del ordenador puede ayudar en tres trastornos mentales así clasificados en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales -IV, más conocido como  DSM-IV.

A.ANOREXIA NERVIOSA: Un trabajo reciente (2014) llevado a cabo por Brockmeyer y su equipo ha encontrado que el entrenamiento cognitivo con un popular videojuego fue eficaz en el tratamiento de la capacidad de flexibilidad mental en un grupo de pacientes con anorexia nerviosa. Aunque su eficacia fue menor que la de otro programa de remediación cognitiva específico para el tratamiento de esta habilidad, un 43% de los que jugaron dijeron ser más flexibles en sus rutinas diarias, y un 57% encontró que el entrenamiento encajaba bien con sus problemas cotidianos. Este estudio, prácticamente pionero en este campo, podría indicar que los programas de juegos por ordenador o consola pueden ser una buena opción para aquellos pacientes que no pueden acceder a otro tipo de recursos, o simplemente puede ser un complemento a esos programas más específicos.

B.ESQUIZOFRENIA: Un estudio piloto publicado en Schizophrenia Research: Cognition (2014) determina que los jóvenes con este trastorno podrían beneficiarse de un entrenamiento cognitivo online dirigido a mejorar sus habilidades sociales y su motivación tras comprobar los resultados en este sentido en un grupo de participantes que realizó un total de 24 horas de entrenamiento en un periodo de entre 6 y 10 semanas.

C.TRASTORNO DE ACUMULACIÓN: La obsesión por acumular o guardar cosas ‘por si acaso’ hasta que se ocupa un 70% o más del espacio disponible en el domicilio podría ser otro de esos trastornos en los que el entrenamiento cognitivo resultaría útil. En un estudio piloto Jennifer DiMauro y sus colaboradores (2014) han encontrado mejoras significativas en la capacidad de atención en el grupo de pacientes que realizó un programa de remediación cognitiva por ordenador (24 sesiones en 8 semanas) en comparación con un grupo que realizó una intervención en relajación.

Cada día son más las personas que pueden obtener beneficios de un entrenamiento de sus capacidades mentales. Nosotros te animamos a cuidar tu cerebro cada día un poquito, seguro que al final te lo agradecerá.