Hace más el que quiere que el que puede

- Entrevista a Alberto Coto -

Alberto Coto García es una calculadora humana. Este asturiano ha desarrollado técnicas propias en cálculo mental que le han servido para ganar en catorce ocasiones el Récord Guinness en categorías como suma, multiplicación o raíz cuadrada. También ha obtenido nueve medallas de oro, dos de plata y tres de bronce en torneos mundiales y en las Olimpiadas del Deporte Mental.

Tras sus estudios en pedagogía matemática, desarrolló técnicas propias en cálculo mental que le han llevado a ser un experto en este campo, ¿podría explicarnos cómo comenzó a desarrollar esta capacidad?

Las capacidades se desarrollan cuando la persona se enamora de algo, en mi caso de los números. Ver el lado práctico y disfrutar jugando con ello. Por lo tanto, lo primero, que eso en cuestión te guste y lo disfrutes. A partir de ahí, fui aplicando la agilidad en el juego, por ejemplo de cartas, o analizando datos numéricos, por ejemplo en las clasificaciones del fútbol.

Llega un momento en el que se estudia sobre el tema y se trabajan algoritmos específicos para cada prueba, así como aspectos tales como la concentración, la memoria, la percepción espacial, o la lectura veloz.

En este tipo de habilidades ¿Cuánto hay de capacidad previa y cuánto de método que se puede aprender? ¿Se pueden mejorar las capacidades previas intrínsecas en cada persona?

Como todo en la vida hay una parte innata y el resto es adquirido. Me gusta más decir que hace más el que quiere que el que puede, aunque también es cierto que sólo se podría batir un Récord Guinness si hay una predisposición innata. De todas formas, de lo que se trata es de que cada persona disfrute con lo que hace y busque sus propios límites, bien sea corriendo una maratón o haciendo cálculo mental. 

Al contrario de lo que se pensaba hace unos años, ahora sabemos que podemos desarrollar nuestro cerebro a lo largo de toda nuestra vida y no sólo durante la infancia, ¿cree que se pueden aplicar técnicas que maximicen y desarrollen nuestras capacidades?

Por supuesto. El cerebro es el órgano más complejo que hay en el Universo y, por tanto, aún muy desconocido. La cuestión es echarle ganas, ser  constante utilizando los métodos adecuados, y pocas cosas hay que no puedan lograrse.

En Unobrain queremos extender el concepto de “Brain Fitness”, entendido como la actividad dirigida a afinar las capacidades cognitivas a través de una adecuada nutrición, el ejercicio físico, evitar el estrés y practicar la gimnasia cerebral  ¿qué le sugiere esta iniciativa?

Me parece una iniciativa brillante con la que comulgo al 100 %. Ya Juvenal decía aquello del mens sana in corpore sano, y es algo con lo que no puedo estar más de acuerdo. En la vida tiene que haber un equilibrio y combinar la salud física con la mental debería ser un objetivo para cualquier persona.

¿Qué beneficios puede aportar a nuestra vida diaria mantener nuestro cerebro ágil?

Es muy evidente que muchos. El cerebro es el que nos dirige, por lo tanto tenerlo ágil es básico. La toma de decisiones es más rápida, ágil y eficiente, si hemos desarrollado nuestras capacidades y habilidades numéricas o memorísticas.

¿Cuál sería el resultado futuro  de establecer rutinas de ejercicio mental en la infancia? ¿Debería darse más importancia a los ejercicios de cálculo mental en el colegio?

El hacer este tipo de ejercicios genera en el niño un concepto de autodisciplina muy importante en su desarrollo. Potenciará sus conexiones neuronales y tendrá mayor facilidad y flexibilidad de pensamiento. El uso y abuso de las calculadoras y computadores está demostrando que la sociedad va hacia un cierto analfabetismo numérico. Por ello, ya se han encendido las alarmas y se está iniciando un trabajo más intenso en potenciar el cálculo mental. Siempre hay que interpretar resultados de forma mental, es básico para tomar decisiones.

¿Puede el cálculo mental influir positivamente en otras capacidades cognitivas como la atención o la memoria?

Sin lugar a la menor duda. Aparte de haber técnicas específicas para potenciar la relajación-concentración,  el propio ejercicio de calcular mentalmente exige una práctica de concentración como ninguna otra disciplina. El practicar cálculo mental, por tanto, implica entrenamiento  de algo tan básico como concentrarse. La propia repetición y ejercicio de cálculo conlleva que la mente retenga las diferentes operaciones potenciando la parte memorística, al margen de poder recurrir a reglas mnemotécnicas.

¿Cree que es posible divertirse y trabajar la agilidad mental a la vez?

Por supuesto, sin ir más lejos, yo mismo potencié la habilidad de cálculo a través del juego con los números, interpretando a estos como verdaderos juguetes. Los propios juegos de cartas implican cálculo mental, se puede jugar con las matrículas de los coches, con las clasificaciones de fútbol, etc. Con todo lo que conlleve el concepto de número se pueden hacer juegos mentales y, esa forma de ejercitarse, es fundamental para desarrollar las habilidades. No olvidemos que el juego tiene un alto componente lógico-numérico, como lo tiene el deporte, la música o el arte.