¿Cómo afrontar la discognición en fibromialgia?

- El entrenamiento cognitivo con los juegos de Unobrain como una vía innovadora y motivadora de lucha contra el ‘fibrofog’ -

¿Discognición? ¿Fibromialgia? Son palabras que pueden ser difíciles de comprender para muchas personas que, por suerte, no sufren de cerca esta enfermedad. Más sorprendente aún es que resulten lejanas para muchos de los profesionales de la salud, sobre todo teniendo en cuenta que esta condición afecta a una gran parte de la población (entre un 2 y un 4%). Personalmente hace ya más de seis años que comencé a interesarme por el síndrome de fibromialgia. Desde entonces no he parado de conocer a pacientes admirables que me han demostrado la gran fuerza de voluntad que hay que tener para vivir cada día con el dolor, más aún cuando éste no es sólo físico, sino también el que viene de la incomprensión, el juicio de valor, la pérdida de autonomía, el aislamiento social y otras muchas consecuencias asociadas a esta enfermedad.

Casi sin darme cuenta, me encontré investigando sobre las alteraciones cognitivas en fibromialgia, tema sobre el que se centra mi tesis doctoral. Las alteraciones en el funcionamiento cognitivo han sido ampliamente demostradas en pacientes con fibromialgia, este síndrome de dolor crónico generalizado cuyo sustrato neural aún permanece en estudio y que afecta fundamentalmente a mujeres. Bajo el término ‘discognición’ se engloban fallos en los procesos de atención compleja, memoria de trabajo, memoria episódica y memoria semántica (Glass, 2010). Estos fallos, que han sido referidos como ‘fibrofog’ o neblina mental, causan un gran impacto sobre la vida diaria, incluso mayor que el dolor, síntoma cardinal de la patología, según informan los propios pacientes.

Los problemas en la atención o la memoria, entre otros, no son ni mucho menos exclusivos de la fibromialgia. Están presentes en multitud de enfermedades y suceden a consecuencia de alteraciones anatómicas y funcionales en el cerebro. La enfermedad de Alzhéimer, la esclerosis múltiple, la esquizofrenia, los ictus, la epilepsia, los tumores cerebrales, y un largo etcétera, tienen los fallos cognitivos como parte de su constelación de síntomas. El gran número de pacientes con este tipo de problemas y su impacto a nivel personal y social, ha llevado a la realización de esfuerzos por tratar de mejorar estas alteraciones y conseguir una mayor funcionalidad de los afectados. Así, desde la Neuropsicología se han venido comprobando los efectos positivos de los programas de rehabilitación en personas con daño cerebral adquirido, habiendo sido bien establecidos en la literatura científica (Rohling y cols., 2009). Más recientemente se han llevado a cabo investigaciones para valorar el impacto de los tratamientos cognitivos computerizados en el funcionamiento neuropsicológico de diversos tipos de poblaciones clínicas, como personas afectadas de ictus cerebrales (Westerberg y cols., 2007) o esquizofrenia (Fisher y cols., 2009). Sin embargo, sorprende ver que, hasta donde el equipo de investigadores de Unobrain conoce, no hay estudios previos que evalúen los efectos de programas de rehabilitación cognitiva online dirigidos a mejorar los fallos cognitivos en una muestra de pacientes con fibromialgia. Por esta razón, decidimos realizar la primera investigación, que titulamos ‘Evaluación de los efectos de un programa de Brain Fitness online sobre el rendimiento neuropsicológico de un grupo de pacientes afectadas de fibromialgia”. A continuación paso a describir cómo lo hicimos y qué resultados encontramos.

OBJETIVO

Analizar los efectos del entrenamiento cognitivo online multi-nivel sobre el rendimiento pacientes con fibromialgia en diversas pruebas neuropsicológicas. Estudiar la relación entre el entrenamiento y diversas variables clínicas características del síndrome de dolor crónico.

PARTICIPANTES Y MÉTODOS

El mantenimiento de una estrecha colaboración previa durante más de seis años entre la neuropsicóloga de Unobrain y la Asociación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica (AFINSYFACRO) del municipio madrileño de Móstoles, permitió a Unobrain proponer el estudio de investigación a sus socios. Un total 37 mujeres con fibromialgia accedió a participar en el estudio. Se asignaron aleatoriamente 19 participantes al grupo experimental (GE) que realizó el programa de entrenamiento y el resto (N=18) fueron asignadas a un grupo control (GC) con el que poder comparar los resultados, estando ambos grupos igualados en edad, nivel educativo e inteligencia estimada.

Todas las participantes realizaron una evaluación clínica y una valoración neuropsicológica antes y después de la fase de entrenamiento, previa autorización y firma del consentimiento informado. Las pruebas clínicas contenían medidas del impacto de la enfermedad, fallos subjetivos de memoria y atención, depresión y otras cuestiones sobre la medicación, años de enfermedad, hábitos, etc.

La evaluación cognitiva se compuso de diversas pruebas estandarizadas y utilizadas tradicionalmente en el campo de la Neuropsicología clínica y en la investigación aplicada. Dentro de las variables estudiadas se incluyeron las capacidades de atención selectiva, atención alternante, velocidad psicomotora, velocidad de procesamiento de la información, codificación de información y aprendizaje incidental, fluidez verbal fonética y semántica, velocidad lectora, velocidad de denominación y capacidad de inhibición de respuestas automáticas. Estas variables fueron seleccionadas por constituir aspectos fundamentales del perfil de alteración cognitiva típicamente descrito en fibromialgia.

En la fase de evaluación también se recogieron datos sobre la percepción subjetiva de cambio en el funcionamiento cognitivo tras la fase de entrenamiento.

El entrenamiento online con Unobrain se realizó durante once semanas. Cada semana debían realizarse tres sesiones de entrenamiento. La programación de sesiones, un total de 32, fue la misma para todos los participantes. En cada sesión se incluían un total de tres juegos distintos, y el número total de juegos incluidos fue de doce juegos, cada uno de los cuales se presentó ocho veces distribuidas a lo largo del periodo de entrenamiento. Puede verse una descripción de los juegos en la Tabla 1 y las imágenes de algunos de ellos en la Figura 1. 

RESULTADOS

Los análisis estadísticos no mostraron diferencias significativas previas al entrenamiento entre ambos grupos en edad, años de enfermedad, inteligencia. Tampoco hubo diferencias iniciales en el impacto de la enfermedad, quejas subjetivas de memoria y atención, ni en las variables neuropsicológicas estudiadas (p>.05), salvo en una medida de fluidez verbal, con mayores puntuaciones para el grupo control (z = -2.543; p<.05). Los test Chi-cuadrado no mostraron diferencias en el nivel educativo, la depresión ni la medicación.

Las comparaciones estadísticas intergrupales de las puntuaciones posteriores a la intervención mostraron diferencias significativas únicamente en una tarea de recuerdo libre a favor del grupo control (z=-2,077; p<.05).

Para explorar las diferencias intragrupales con respecto a las fases pre-post entrenamiento se realizaron sendos test de Wilcoxon para muestras relacionadas. Los resultados en el grupo experimental mostraron mejoras estadísticamente significativas en tareas de atención selectiva, velocidad psicomotora, fluidez verbal fonética y semántica, velocidad de denominación y respuesta de inhibición, así como de aprendizaje incidental y recuerdo libre de información reciente. El mismo análisis en el grupo control sólo alcanzó significación para una prueba de atención selectiva.

                        

 

Un contraste de medias entre puntuaciones diferenciales mostró diferencias mayores entre las condiciones pre y post intervención en el grupo experimental en una tarea de velocidad psicomotora (z=-2,592; p=.01), una prueba de fluidez fonética (z=-2,350; p<.05) en una tarea de inhibición (z=-2,336; p<.05) (figuras 2, 3 y 4 respectivamente). También se observó una tendencia a la significación en un test de atención alternante y en las pruebas de aprendizaje y memoria incidentales.

CONCLUSIONES

En nuestro experimento encontramos que los pacientes con fibromialgia son capaces de mejorar su atención selectiva, su fluidez verbal y la velocidad de procesamiento mental tras una breve intervención cognitiva online con los juegos de Unobrain.

La atención selectiva es una capacidad que permite concentrarse en una tarea y ser capaz de inhibir las distracciones tanto internas (como pensamientos) como externas (por ejemplo voces, ruidos…). Es una habilidad que se pone en marcha al leer o al conducir.

La fluidez verbal es una habilidad relacionada con la producción del lenguaje en la que un aspecto importante es el acceso al vocabulario, es decir, a las palabras. También tiene relación con otras capacidades como el ser capaz de mantener y manipular información simultáneamente en la memoria y la inhibición de respuestas. La fluidez verbal se vuelve importante cuando tenemos que mantener una conversación y deseamos encontrar las palabras que necesitamos para expresar una opinión o hacer una petición.

La velocidad de procesamiento de la información es lo que nos permite resolver los problemas más deprisa, adaptarse velozmente a un cambio del entorno o tomar decisiones en situaciones de tiempo límite como un examen.

Nuestros resultados van en la línea de otros que también apoyan los beneficios del entrenamiento cognitivo en personas con disfunción neuropsicológica. Distintos programas cognitivos computerizados han mostrado beneficios en pacientes con la enfermedad de Alzhéimer (Tárraga y cols., 2006), supervivientes de malaria cerebral (Bangirana y cols., 2009) e incluso en personas sanas (Ackerman y cols., 2010). No obstante, deberá seguir investigándose para arrojar luz sobre las posibilidades de rehabilitación neuropsicológica de pacientes con fibromialgia que nos ayuden a mejorar su calidad de vida.

Nota: Estos resultados fueron presentados en la International Conference on Recent Advances in Neurorrehabilitation (ICRAN2013) celebrado los días 7 y 8 de marzo de 2013 en Valencia, España.

REFERENCIAS

  • Ackerman PL, Kanfer R, Calderwood C. (2010) Use it or lose it? Wii brain exercise practice and reading for domain knowledge. Psychology and Aging, 25 (4): 753-766
  • Bangirana P, Giordani B, Chandy CJ, Page C, Opoka RO, Bolvin MJ (2009) Immediate neuropsychological and behavioral benefits of computerized cognitive rehabilitation in Ugandan pediatric cerebral malaria survivors. Journal of Developmental & Behavioral Pediatrics, 30 (4): 310-318
  • Fisher M, Holland C, Merzenich MM, Vinogradov S (2009) Using neuroplasticity-based auditory training to improve verbal memory in schizophrenia. American Journal of Psychiatry, 166 (7): 805-811
  • Glass JM (2010). Cognitive dysfunction in fibromyalgia syndrome. Journal of Muskuloskeletal Pain, 18 (4): 376-372
  • Rohling ML, Faust ME, Brenda B, Demakis G: Effectiveness of cognitive rehabilitation following acquired brain injury: A meta-analytic re-examination of Cicerone et al.’s (2000, 2005) systematic reviews. Neuropsychology, 2009, 23(1): 20-39
  • Tárraga L, Boada M, Modinos G, Espinosa A, Diego S, Morera A, Guitart M, Balcells J, López OL, Becker JT (2006) A randomized pilot study to assess the efficacy of an interactive, multimedia tool of cognitive stimulation in Alzheimer’s disease. Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, 77: 1116-1121
  • Westerberg H, Jacobaeus H, Hirvikiski T, Clevberger P, Östensson ML, Bartfai A, Klingberg T (2007) Computerized working memory training after stroke-A pilot study. Brain Injury, 21 (1): 21-29