Unobrain mejora el funcionamiento cognitivo de pacientes con fibromialgia

El pasado viernes 8 de marzo Unobrain presentó los resultados de una prometedora investigación en el tratamiento de los síntomas cognitivos de pacientes con fibromialgia en la International Conference on Recent Advances in Neurorehabilitation, en el Oceanografic de la ciudad de Valencia. Aquellos que sufren este síndrome de dolor crónico, de causa aún desconocida, tienen con gran frecuencia problemas de concentración, para encontrar palabras y recuperar datos de la memoria, así como un enlentecimiento a la hora de procesar información. Unobrain ha hallado una nueva vía de intervención en estos problemas que impactan tan significativamente en la vida diaria de los afectados.

Unobrain ha demostrado que es posible mejorar el funcionamiento cognitivo de estas pacientes y por tanto su desempeño en las actividades cotidianas. El programa de entrenamiento, diseñado por neuropsicólogos, está compuesto por divertidos juegos que trabajan las distintas capacidades de atención, aprendizaje y memoria, percepción, velocidad de procesamiento de la información, cálculo, planificación, flexibilidad mental, etc. Tras sólo tres meses de ejercicio mental, el grupo de pacientes que practicó con los juegos, mostró claras diferencias con respecto a otro grupo de pacientes que no jugaron, en diversos test neuropsicológicos aplicados tras el programa. Aquellas pacientes que habían jugado con Unobrain vieron mejorada su capacidad de atención selectiva, es decir, el ser capaces de inhibir los distractores, algo importante a la hora de leer un libro, por ejemplo. También se encontraron mayores puntuaciones en una tarea de fluidez verbal, facilitando el acceso a las palabras en estas pacientes. Y finalmente, redujeron el tiempo necesario para procesar la información y realizar una tarea motriz, mejorando su velocidad psicomotora.

Los datos demuestran, por primera vez, que una intervención neurocognitiva puede mejorar el rendimiento de los pacientes de fibromialgia. Entre las ventajas del entrenamiento con Unobrain se encuentran el hecho de estar ajustado a los niveles de rendimiento personales y el ser lo suficientemente atractivo como para motivar al entrenamiento progresivo y constante. Además, es un programa accesible tanto físicamente, llegando incluso a personas afectadas que viven en entornos rurales o que no pueden desplazarse a los centros o asociaciones para disfrutar de otro tipo de intervenciones, como económicamente, al no suponer un coste demasiado elevado a añadir a los múltiples tratamientos que ya soporta esta población clínica.

Estos resultados, fundamentados en la plasticidad cerebral, abren una nueva vía de tratamiento no farmacológico para aquellos afectados de fibromialgia que sientan la necesidad de cuidar sus cerebros para mejorar su calidad de vida.