¿Lo ves o no lo ves?

¿Cuántas veces has observado una imagen y te has dado cuenta de que la primera percepción era inadecuada? ¿Y cuántas veces has visto formas definidas claramente al mirar las nubes?

A estos procesos se les denomina ilusiones ópticas o perceptivas ¿Pero qué son?

Una ilusión óptica es un engaño de percepción que nos lleva a ver la realidad de forma errónea a través del sentido de la vista. Estas ilusiones perceptivas pueden ser de dos tipos: fisiológicas, debidas a una estimulación en los ojos o el cerebro -brillo, color, movimiento, etc.- (Figura de cabecera, ¡fíjate! ¡En realidad no se mueve!) o cognitivas, relacionadas con nuestra forma de interpretar el mundo (Figura 2, ¿ves a la joven o a la anciana?). 

Figura 2. Ilusión óptica cognitiva 

Los errores de percepción son una manera de interpretar la información para entender el mundo que nos rodea. Pero, en ocasiones, a pesar de ser conscientes del engaño, nuestro ojo sigue erre que erre con el error, es decir, éste no desaparece de forma instantánea al ser descubierto. William James, uno de los primeros filósofos en reflexionar sobre las ilusiones ópticas, dijo en 1890 que el hecho de que nuestro ojo insista en dicho error se debe a que nuestra percepción está familiarizada con unas formas totales y, en el momento en el que un objeto es sugerido, la mente recurre a estas formas estereotipadas.

De forma inconsciente, aplicamos algoritmos de interpretación erróneos que están dentro del cerebro para entender la realidad. Al enfrentarnos a una imagen, como una abstracta, nuestro cerebro percibe algunas formas e inventa otras. Así damos sentido a lo que es apenas sugerido. Tenemos que dar explicación a lo que nos rodea. Esta percepción errónea de la realidad no es voluntaria y cambia según la persona que la reciba dependiendo, por ejemplo, de factores como la agudeza visual.

Una curiosidad. Te gusta el cine ¿verdad? Pues el séptimo arte es también una ilusión óptica, ya que consiste en una proyección de fotografías en serie que aportan a nuestros ojos la sensación de movimiento continuado.