Posponer la hora de irse a la cama, otra forma de procrastinación

Muchos estudiantes encuentran mil y una excusas para retrasar el momento de ponerse a hacer los deberes o estudiar. Este comportamiento, conocido como procrastinación, también se puede observar cuando evitamos el comienzo de una tarea o la postergamos hasta que ya no hay más remedio que llevarla a cabo. Todas estas formas de retrasar nuestras obligaciones afectan a nuestro rendimiento en el trabajo o en la escuela, además de generar más estrés y ansiedad a medio plazo.

Calculadoras humanas y cerebros maravillosos

Hay personas a las que se les dan bien las matemáticas. Y hay otros que simplemente nos dejan pasmados con sus habilidades para el cálculo. Siempre nos llama la atención el caso de esas personas que pueden decirte en qué día de la semana cayó el 11 de noviembre de 1925 sin apenas esfuerzo y a una velocidad asombrosa. Se les ha llamado calculadoras humanas.

Sacerdotes védicos y memorias prodigiosas

Muchas personas se quejan de tener mala memoria mientras que otras presumen de tener una capacidad estupenda para recordar información aprendida a lo largo de la vida. En resumen, la memoria es una de esas capacidades mentales que siempre nos trae de cabeza… y en la cabeza está la clave de una memoria excepcional, como han demostrado Giridhar P. Kalamangalam y Timothy M. Ellmore.

Niños: buena memoria de trabajo para leer mejor

Una de las cosas más importantes que aprenden los niños es la lectura. Y aprender a leer no es lo que se dice una tarea fácil. Para hacerlo bien es evidente que tienen que tener claras las letras y sus combinaciones, pero una vez han aprendido eso y están frente a un texto, es necesario que hagan otras operaciones mentales como descodificar las palabras, coger velocidad a la hora de leer y comprender los materiales leídos.

¿Qué música de fondo debo escoger cuando mi cerebro trabaja?

Los nuevos hallazgos de una investigación realizada por Sara Bottiroli y sus colaboradores parecen concluir que la música a escoger  depende bastante  de en qué esté trabajando tu cerebro. Y es que la música no siempre tiene efectos negativos sobre el aprendizaje y otros procesos mentales simultáneos.