Seis formas de ayudarte a pasar un test psicotécnico

Cada vez es más frecuente encontrar test psicotécnicos como parte de los procesos de selección para acceder a distintos puestos de trabajo, aunque son particularmente importantes como pruebas pertenecientes a las oposiciones al cuerpo de policía o de bomberos.

Los test psicotécnicos son una serie de pruebas destinadas a medir capacidades como la visión, la memoria, la concentración, las aptitudes verbales o la velocidad de procesamiento. Muchos opositores y solicitantes de empleos muestran ansiedad ante este tipo de examen. Aquí te ofrecemos seis consejos para pasar sin tantos apuros estos test psicotécnicos:

1.Ten fe en ti mismo. Creer que puedes hacerlo es lo que se conoce como autoeficacia, y cuando es elevada, se suelen invertir más recursos en afrontar la tarea en cuestión, alcanzando generalmente mejores resultados.

2.Prepárate y entrena: Aquí no nos referimos sólo al lápiz y la goma de borrar. Como has leído antes, muchas de las capacidades que miden los test psicotécnicos pueden entrenarse, trabajarse para conseguir una mejor ejecución. Existen ahora nuevos programas de entrenamiento cognitivo que pueden volver tu mente más ágil, ayudarte a mejorar tu memoria, concentrarte mejor o ser más ejecutivo en tu toma de decisiones.

3.Organízate: Desde practicar de forma distribuida antes del examen hasta el mismo día del test. No olvides echar un vistazo a todo el ejercicio, observa cómo está estructurado y eso te permitirá tener una idea del tiempo que tienes para todas las tareas.

4.Concéntrate: es un examen largo y con preguntas variadas, así que no es momento para divagar ni despistarse. Concéntrate. Un error se paga caro ya que suele descontar puntos. Lee atentamente las preguntas y responde asegurándote de marcar la respuesta que quieres.

5.Usa bien tu tiempo: tienes muchas preguntas y un tiempo límite, así que distribuye bien tus minutos. No pases demasiado tiempo pensando sobre una pregunta que dudas. Es más aconsejable continuar con el resto de las cuestiones y volver a ella si tienes tiempo al final.

6.Relájate: Es un momento de gran tensión, pero sólo si consigues dominar tus nervios podrás rendir al máximo. Es ideal que practiques alguna técnica de relajación que te permita regular el estrés del momento.

No podemos hacer el test por ti pero podemos ayudarte a sacar el mayor partido posible a tu cerebro. ¿Estás listo para el entrenamiento?

 

 

Imagen: Ryan M. (Flickr)