La memoria de los mayores, mejor si hay que colaborar

En Unobrain os hemos dicho más de una vez que la memoria es una capacidad mental que cambia con la edad. El envejecimiento suele llevar asociada una pérdida de la habilidad para realizar nuevos aprendizajes y para recuperarlos de la memoria cuando los necesitamos. Siempre hemos afirmado que ejercitar nuestro cerebro es una buena forma de hacer frente a esas pérdidas. Hoy también traemos otro consejo para intentar aprovechar al máximo nuestros recursos, y lo hacemos basándonos en los hallazgos de un estudio científico publicado en la revista Memory (2014).

En este trabajo se contó con la participación de dos grupos de personas, unas jóvenes y otras mayores, para averiguar si el funcionamiento de su memoria guardaba alguna relación con el estilo de tarea, en el sentido de comprobar si la memoria mejoraba en actividades que implicasen algún tipo de interacción social colaborativa.

A todos los participantes se les realizó una evaluación neuropsicológica con test estándar de memoria. Además, como actividad colaborativa todos realizaron la denominada tarea ‘de la barrera o Barrier Task que consiste en trabajar en grupo y decir tantos nombres como sea posible para identificar una serie de figuras abstractas realizadas con tangrams.

Los resultados mostraron que el grupo de mayor edad rindió peor en los test de memoria, tal como los autores esperaban. Además, en cuanto a la Barrier Task, el grupo más mayor realizaba peor que los jóvenes la tarea en un comienzo, pero a medida que la actividad avanzaba, su rendimiento se equiparó al del grupo de menos edad. Según los autores, estos datos podrían sugerir que un medio de aprendizaje basado en la colaboración podría ser beneficioso para mitigar algunas de las alteraciones de memoria propias de la edad.

 

Imagen: Dorfun (Flickr)