Cociente Intelectual (CI)

Mitos y Realidad

No existe un solo tipo de inteligencia. Así, el cociente intelectual es una medida grosera de una inteligencia parcial. Los niveles de inteligencia y CI no están escritos en piedra; pueden mejorarse con el entrenamiento adecuado,

¿Qué es el cociente intelectual?

El cociente intelectual (CI), o "coeficiente intelectual", como mucha gente lo denomina erróneamente, es el número que resume el desempeño de un sujeto al realizar un test en el que se miden sus habilidades cognitivas, su nivel de "inteligencia".

En el pasado, el cociente intelectual se obtenía gracias a la división de la edad intelectual entre la edad real del individuo y, aunque hoy en día se obtiene gracias a los resultados obtenidos tras un test de inteligencia, el número obtenido de esta prueba sigue siendo un cociente. Eso sí, el concepto de inteligencia es tan amplio que resulta difícil medirlo a través de una sola prueba. De hecho, la visión de una inteligencia general propuesta por Spearman a principios del siglo XX ha sido puesta en duda, entre otros por Gardner y su teoría de las inteligencias múltiples.

El cociente intelectual (CI) es un número que se encuentra en una escala en la que 100 es el punto medio. Aquellas personas cuyo CI es igual o mayor a 130 serían consideradas superdotados. Los superdotados poseen, así, una capacidad intelectual superior a la del 98% de la población.

¿Por qué un individuo es superdotado? El cociente intelectual (CI) está directamente relacionado con el cociente intelectual de los progenitores, es decir, es genético o hereditario. Sin embargo, una parte de nuestra capacidad intelectual depende de nuestra historia de vida, del uso que hagamos de nuestro cerebro.  

Hace tiempo, se pensaba que las diferencias entre el nivel intelectual de las personas dependía exclusivamente de ese factor genético. Se creía que el cociente intelectual “venía de fábrica”. Sin embargo, los estudios demuestran que “la combinación de una estimulación precoz y adecuada con el medio ambiente son esenciales en el desarrollo del cerebro” (Susana Martín, Marta (2012). El concepto de inteligencia en el siglo XXI).

Un entrenamiento adecuado del cerebro, específico para cada función cognitiva, afina y potencia nuestras capacidades. Unobrain persigue la máxima: No te conformes con el cerebro que te ha tocado.

 

Cómo te ayuda Unobrain

Unobrain es el primer Club Online de Brain Fitness del mundo. El concepto Brain Fitness se basa en establecer hábitos de vida cerebro-saludables mediante el entrenamiento cerebral (en Unobrain, el módulo Unobraining), el control del estrés (Unozen), la neuronutrición (Unomenu) y el ejercicio físico (Unogym).

El cerebro es un órgano flexible. Desde que nacemos, el uso y conocimientos que adquirimos, los retos que superamos, etc. lo van moldeando. Es el fenómeno conocido como neuroplasticidad.

La neurogénesis (formación de nuevas neuronas) está influida positivamente por neurotransmisores, factores de crecimiento, factores neurotróficos, hormonas, un medio culturalmente rico y estimulante, la actividad física (Unogym), la interacción social y el aprendizaje. El estrés psicológico (Unozen), enfermedades psiquiátricas (por ejemplo, la depresión), el aislamiento social o la falta de sueño afectan negativamente a la formación de neuronas nuevas. Efecto similar surten las drogas de abuso. 

Unobrain te ofrece un entrenamiento cerebral diseñado por un grupo de neuropsicólogos en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Una parte importante del cociente intelectual (CI) es genética o hereditaria, pero hay otra que podemos potenciar a través de distintas y variadas tareas. El brain fitness de Unobrain es una de ellas.

“El entrenamiento neurocognitivo suministra las herramientas que necesitamos para poder analizar rápidamente las relaciones entre los hechos, encontrar el mejor camino para afrontar las diferentes y cambiantes condiciones que se nos presentan y tomar decisiones en forma acertada” (Braidot, Néstor. La importancia del entrenamiento cerebral).

Empieza a entrenar ahora

¿Qué dicen de nosotros?

Quien diga que el cociente de inteligencia es inamovible desde que nacemos miente. Todos los test psicológicos del colegio me situaban, en términos de coeficiente de inteligencia, en un lugar algo por debajo de la media. Tuve problemas de dislexia, aunque por entonces no estaba diagnosticado como tal. Fueron años de mucho esfuerzo en los que me fui poniendo mis propias metas y superándolas. Terminé una Ingeniería con menos problemas de los que me habían dado las raíces cuadradas en el colegio. Ahora soy analista de datos y me considero excelente en mi trabajo. Tengo facilidad para expresarme y escribo a la perfección. Un entrenamiento adecuado me ha traído hasta donde estoy ahora. Por eso apoyo iniciativas como la de Unobrain.

- Sofía B. -

Pertenezco a al gabinete de psicología de un colegio. Siguiendo la historia de estudiantes de algunos de ellos, desde primaria hasta que terminan bachillerato, puedo decir que los resultados varían numerosas veces a lo largo de todos estos años. El cociente intelectual, que no coeficiente intelectual como se suele decir, de cada uno depende de todo lo que van absorbiendo año tras año.

- Miguel H. -